Antes de buscar la felicidad, será mejor que sepas lo que es

La felicidad, a mi criterio, es una mentalidad. Es muy simple.

Todos nacemos felices. Pero, mientras crecemos, nos hacen creer que "necesitamos" cosas. Dinero, éxito, fama... Pero esas necesidades son falsas. No pasa nada si no obtienes lo que te hacen desear. Tampoco si lo obtienes. Serás igual de infeliz. 

 

¡Oh no, "inserta nombre de persona famosa aquí" se ha suicidado! ¿Cómo es posible? ¡Si lo tenía todo!

No, no lo tenía todo. Si el hecho de pensar que al tener algo serás feliz te puede joder la vida entera, imagina lo que te haría conseguir las cosas que esperabas que te dieran la felicidad y darte cuenta, después de toda una vida de trabajo, de que obtenerlas no ha servido para nada.

Tienes que comprender que el mundo en el que vives siempre será como tú quieras que sea. Si crees que todo el mundo es horrible, buscarás la forma de demostrarte lo horrible que es, centrándote en todo lo malo. Te centrarás en la pena que te dan los emos, en el asco que te dan los canis, en la maruja que se te ha colado esta mañana en la cola del cajero del súper... Te creerás que el puto universo de mierda actúa en tu contra 24/7. Pero no. Verás lo que quieras ver, y escucharás solamente lo que desees escuchar. Lo mismo pasa con la felicidad: o crees que la tienes o crees que no y, en el momento en el que te decidas por una de las dos opciones, verás que el mundo funcionará dándote la razón.

 

En vez de centrarnos en lo que nos hace ser felices, nos centramos en lo que nos hace infelices, ignorando las cosas buenas de nuestras vidas, y de esta forma nos machacamos pensando lo insuficientes, flojos, vagos e incapaces que somos.

Pero esa forma de pensar te llevará a malgastar tu tiempo y talento, ya que te hace perseguir cosas inalcanzables mientras, al mismo tiempo, te convences en tu mente de que eres incapaz de conseguir nada.

Hora de cambiar tu forma de pensar. La felicidad no se obtiene consiguiendo o logrando cosas. Se obtiene cambiando tu interior.


Dejar un comentario